Category Archives: FWLabs

Home / Archive by category "FWLabs"

Celeste, o cómo dejé de odiar al fracaso y escalé la montaña [FW Labs]

En el mundo de los videojuegos hay una delgada línea entre la frustración y la entretención. Cuando como jugadores nos enfrentamos a un obstáculo insuperable, hay una posibilidad de que dicho juego nos genere rechazo: juegos de la talla de Dark Souls jamás han sido santos de mi devoción y salvo contadas excepciones -la mayoría en el mundo de los SHMUP, lo reconozco- me cuesta encontrar un juego que balancee bien estos dos parámetros.

Cuando Celeste llegó a mi Switch, gracias a su llegada a la tienda de Latinoamérica, me esperé lo peor. Un juego de plataformas con saltos difíciles, dashes en ocho direcciones, y un contador de muertes que asomaba como presagio en sus menús da para pensar en lo peor; faltó poco tiempo para darme cuenta que dicho contador se llenaría por el centenar en cada etapa.

Luego, y tras fracasar una y otra vez, me di cuenta que perder -a veces incluso de maneras ridículas- me iba haciendo cada vez más hábil. A pesar de ese contador al final, en mi mente se iba armando una idea clara: fracasar es normal, sigue intentándolo. Lo vas a lograr, es cosa de respirar, tomar el control y hacerlo mejor esta vez.

Suena a historia de autoayuda, pero es así: Celeste me recordó el valor del fracaso.

Celeste, o cómo dejé de odiar al fracaso y escalé la montaña [FW Labs]

 

Un tema controversial

En el fondo y si lo destilamos a su más mínima expresión, Celeste es un juego sobre aceptar que hay una parte de ti que no siempre estará de acuerdo con lo que quieres hacer, y que probablemente intentará sabotearte a cada vuelta del camino. Esa “parte de ti”, un personaje más bien fantasmal, es la clave no solo del juego, sino que de la vida en general: ir en contra de uno mismo es una empresa ilógica, y hay que aceptarse y perdonarse para seguir entero.

En esa misma línea, la jugabilidad explora cómo intentarlo nos conducirá inevitablemente al fracaso, luego al aprendizaje, y en el fondo al esquivo éxito. Pensar en el fracaso como algo positivo no es un tema para nada nuevo: como sociedad hemos ensalzado figuras que representan esa visión de la subsistencia en medio de la adversidad, como Steve Jobs o Bill Gates.

Por otra parte, estudios médicos nos hablan del fracaso como una respuesta neurológica negativa, y que el aprendizaje se sustenta mucho más -y permanece en nosotros- más sobre el éxito que sobre la perdición.

Seamos claros: lúdicamente hablando, Celeste tiene ambos, en lo que creo es la medida justa.

Celeste, o cómo dejé de odiar al fracaso y escalé la montaña [FW Labs]

Enfrentarse al fracaso

Si algo nos llama la atención de Celeste, desde el primer momento, es que su desafío queda claro en los primeros 10 segundos de jugabilidad. El título es acompañado por una montaña, y lo primero que vemos al entrar al menú principal es una opción que nos indica “Escalar”. Ni siquiera hemos conocido a Madeline, nuestra protagonista, y ya sabemos lo que queremos conseguir.

Esto es vital durante toda la partida, es el “superobjetivo” de nuestro personaje. La historia de Madeline nos va recordando paso a paso varias cosas: la escalada no es fácil, abundan los obstáculos y su variedad, y que los demás no siempre estarán ahí para levantarnos.

Celeste, o cómo dejé de odiar al fracaso y escalé la montaña [FW Labs]

Hay un punto en el juego que es clave: el primer gran enfrentamiento entre la protagonista y su “mitad mala”, donde nos damos cuenta por primera vez que esta presencia fantasmal no es sino una parte de ella misma, la parte que todos nosotros tenemos y que, como dije arriba, es nuestro lastre más grande.

Para cuando decidimos enfrentar ese lastre, perdimos el rumbo, y llegamos al fondo de la montaña en el pasaje más hermoso y frustrante del juego. ¿Tanto aprendimos en el camino para fallar así? Es posible sentir, en carne propia, tanto la frustración de Madeline como la nuestra. El muro es más grande que nunca.

Celeste, o cómo dejé de odiar al fracaso y escalé la montaña [FW Labs]

 

Aceptación

Repito: la clave es la convivencia con la parte de uno que nos incomoda. Madeline lucha y persigue a su ‘demonio’, alejando de sí misma las dudas, visualizando el objetivo como algo tangible, perfectamente conseguible, pero que requiere un sentimiento de completitud que no tiene. Y en la fusión de ambas Madelines, la real y el espejo, entendemos tanto en jugabilidad como en historia la importancia de estar completo.

Madeline ahora tiene dos dashes, indispensables para alcanzar la cima de la montaña. El cambio de nuestra personaje es tan notorio que incluso su pelo cambia a un color rosado, lo que simboliza su avance y nos sirve como guía para reconocer si tenemos -en control del personaje- uno o dos dashes disponibles.

Celeste, o cómo dejé de odiar al fracaso y escalé la montaña [FW Labs]

 

Para ese entonces, ya hemos entendido que equivocarnos está bien, y vaya que lo haremos: la cima es el lugar más difícil del juego -si no contamos el centro de la montaña, que es una historia adicional- y nos pone a prueba, condensando todos los niveles del juego y mecánicas que probablemente ya habíamos olvidado.

Es el exámen final, el desafío madre de todos los desafíos, la prueba definitiva de nuestra habilidad, y de lo mucho que necesitamos aprender para escalar hasta el final.

Y ese momento, cuando llegas a la cima, es una experiencia extraordinaria.

Celeste, o cómo dejé de odiar al fracaso y escalé la montaña [FW Labs]

 

La cima

Desde que tuve la oportunidad de jugarlo hasta el final, le he recomendado Celeste a toda persona que esté en proceso de sanación. Reitero que no quiero sonar a libro de autoayuda: los seres humanos somos imperfectos, y en un mundo que nos empuja constantemente y rápidamente a ser exitosos, cabe la posibilidad de que nos quebremos o nos falte una mano para volver a subir.

Celeste no es un reemplazo a una -casi siempre necesaria- terapia, pero bien puede ser el camino a una, o al menos sincerarnos con esa parte de uno que nos incomoda y nos hace la existencia un incordio.

Al final del primer nivel, hay una placa que se asemeja a una lápida, y que recuerda a todos los caídos subiendo la Montaña Celeste. Esa simbología no es al azar, y espero que al haberlo jugado tenga el mismo significado para ustedes: que sea el lugar donde sepultaron todo el fracaso y todas las veces que murieron, con tal de conseguir el éxito.

Celeste, o cómo dejé de odiar al fracaso y escalé la montaña [FW Labs]

 

No quería creer el hype: Review de los audífonos Sony WH-1000 XM3 [FW Labs]

El “hype” es el entusiasmo y expectativas que se genera artificialmente alrededor de un producto, en la mayoría de los casos sobrevalorando sus capacidades y cualidades. Los Sony WH-1000 XM3 tienen mucho de esto asociado y es por ello que quería no quererlos, pero algo pasó en el camino.

Son audífonos Bluetooth con cancelación de ruido, todo en una construcción muy duradera y alta gama, con un empaquetado que lo acompaña y un precio acorde a un producto “premium”, 300 dólares. Aún así, la gran mayoría de los analistas del mundo de la tecnología y el audio los recomendaban, y es por eso mismo que quería odiarlos, para llevar una “verdad”, no ser parte de la masa y tener una opinión disruptiva.

Sony WH-1000 XM3

Después de una semana, debo admitir que me rindo, hay muy pocos lados por donde hacerles daño y es que sí, probablemente sí sean los mejores en su clase, ya te explico por qué.

Primero que todo, la comodidad. Quizás solo con los Bose QC 35 había sentido que podía usar unos audífonos de este tipo por 6 horas ininterrumpidas sin sentir dolor (mi cabeza es gigante). Los Beats que suelo usar (perdón por el “pecado”) hacen que me duela la cabeza a la hora. Aquí entre el agarre justo, el peso y los materiales, dan una experiencia de primera clase. Lo que sí, tienden a entibiar tus orejas más de lo que me gustaría, pero nada que una pequeña levantada de auricular para ventilar no arregle.

Sony WH-1000 XM3

Después, la cancelación de ruido. Es la mejor que he probado jamás y punto, es tan violenta en comparación a otros que he probado que incluso puedes sentir un pequeño “mareo” al prenderla y de verdad hay una diferencia abismal en la cantidad de ruido exterior y ruido blanco que se cuela. Aquí estamos en otra liga. Además el hecho de que puedas poner tu mano encima de la copa derecha, que hace que “se levante” el audio exterior y le baje automáticamente el volumen a tu música para que puedas hablar es un añadido brutal. Ya puedes hablar con la azafata sin problemas, aunque no esperes que no te miren raro.

Sony WH-1000 XM3

¿El sonido? Por mis gustos más mundanos estoy acostumbrado a cosas con más bajo, pero es evidente que la claridad aquí está en otro nivel. Descubres cosas, incluso escuchando en Spotify, que no sabías que estaban en tus canciones y de hecho mis amigos que tienen oídos más entrenados me dicen notar poca o nada de diferencia con monitores de estudio, lo que les sorprende al ser audífonos Bluetooth. Ahora, no creo que sea el perfil de sonido más “motivante” que exista y claramente son algo planos, pero eso es una característica normal en un producto que busca fidelidad auditiva más que cautivarte por otras cosas. Para todo lo demás, tienen una aplicación dedicada en el teléfono donde puedes generar perfiles y ecualizaciones propias, además de una cantidad considerable de opciones para personalizar la experiencia.

Sony WH-1000 XM3

Reportes de países al norte de nuestra región dicen que estos audífonos tienen problemas en temperaturas bajo cero y se registran “toques fantasmas”, y es que la copa derecha es un panel táctil bastante intuitivo, que al menos a mí no me dio problemas pero veo que a otros sí, es algo a considerar viendo tus condiciones de uso.

La batería me duró más de 30 horas y se carga rápido por USB-C. Me emociona ver que alguien al fin adapta esa tecnología lógica y evidente a audífonos.

Sony WH-1000 XM3

En simple, no quería creer el “hype”, pero es real ¿Es un lujo? Sí, totalmente. Probablemente la única forma de justificarlos es por darte un gustito o siendo alguien que viaja mucho en avión. Encuentro que el precio de 300 dólares es algo elevado, pero después de usarlos entiendo por qué tantas personas están dispuestas a pagar por estos audífonos. Son los mejores en su clase y probablemente sean el mejor producto de audio en lo que va de 2018/2019.

Sobriedad y elegancia, a un solo precio: Review del Samsung Galaxy Watch Active [FW Labs]

Mucha gente que compró algún equipo de la familia del Samsung Galaxy S10 recibió este reloj inteligente, o al menos se preguntó por él. Al fin pudimos probar el Galaxy Watch Active.

Este reloj inteligente llega a un precio más accesible que sus pares Gear S3 y S3 Frontier en sus lanzamientos, costando este CLP $199.990 para su lanzamiento (MXN $4999), que a pesar de ser “alto”, es mucho más alcanzable.

Galaxy Watch Active

Ahora, lo primero que llama la atención es que es pequeño, con un frontal de 40 MM para ambos sexos. Para bien o para mal eso es así. Por un lado es súper liviano y fácil de llevar, en comparación a sus hermanos grandotes que siempre se veían aparatosos (eso no es algo necesariamente malo). El tema es que perdimos el bisel giratorio tan característico de los smartwatch de Samsung.

Siento que Tizen, el sistema operativo propietario que lleva este reloj está pensado alrededor de la característica física mencionada anteriormente, por lo que muchas acciones en el menú llevan más pasos de los que estoy acostumbrado, además que la navegación en general desde la carátula hacia las notificaciones y widgets estaba muy bien equilibrada con el componente giratorio, ahora no tanto.

Galaxy Watch Active

Lo que sí es algo molesto es que por la naturaleza de Tizen, las aplicaciones no son tantas como en WearOS, aunque no me importa demasiado, no lo uso para eso el reloj, pero en tu caso puede cambiar. El tema de las carátulas sufre de lo mismo, pero al menos la comunidad alrededor de estos relojes es súper activa y hay modelos bien atractivos para descargar, tanto de pago como gratuitas.

Siguiendo con Tizen, siento que hay una falla esencial, y es que las notificaciones cuando levantas la muñeca, en vez de darte el contenido, hace una pausa para mostrarte la aplicación de la que viene y el emisor, para después pasar a lo demás. Es una falla de diseño algo molesta. De todas formas las interacciones con las aplicaciones son las más completas que hay un reloj compatible con Android en ese rango de precio y que sea relativamente nuevo.

Galaxy Watch Active

En lo que respecta a lo deportivo, el reloj hace una excelente labor midiendo la frecuencia cardiaca de manera constante, el sueño y el estrés. Nada que alegar ahí. Incluso la medición automática de actividad física es probablemente la mejor en su clase, aunque no me deja de dar risa que un par de veces por semana, cuando escribo en el computador cree que estoy andando en bicicleta:

Galaxy Watch Active

Al final del día la competencia más directa de este reloj es probablemente la Fitbit Versa o Versa Lite, que en un rango de precio similar tienen mucha mejor batería (el Galaxy Watch Active no me dura más de dos días sin importar lo que haga) y más opciones deportivas. Por otro lado, este reloj es mucho más “smart” e incluso lo pueden disfrutar quienes no hacen nada y quieren de un buen reloj para gestionar notificaciones y hacer un par de cosas extra.

Galaxy Watch Active

Es una opción entretenida, útil en lo que promete y a un precio aterrizado en comparación a lo que venía ofreciendo Samsung, además de un tamaño que apela a mucha más gente, lamentablemente no a mí, que prefiero más peso en mi muñeca cuando llevo un accesorio. De todas formas es una opción considerable, elegante y sobrio, pero con el precio de perder mucho de lo que era más atractivo y distintivo en esta marca: el bisel giratorio, que espero que vuelva en los próximos modelos.

Un ícono cultural preservado: Review de las Reebok Classic Nylon [FW Labs]

Cuando hablamos de las Reebok Classic Nylon estamos hablando de tecnología al servicio de la moda y la cultura. Suena extraño pero esperen, que todo tiene un porqué.

Cuando Reebok irrumpió en el mercado mundial con sus modelos deportivos, lo hicieron a lo grande, metiéndose en una pelea de gigantes que tenía dividido al mundo entre las americanas Nike y la marca alemana del trébol y posterior tres rayas, Adidas.

reebok classic nylon

Lograron en la década de los 80 conquistar un mercado que no había sido aprovechado, las mujeres y el fitness. Es ahí donde modelos como las Reebok Classic Leather y otras se hicieron groseramente populares.

Cuando todo el mundo las quería, tanto mujeres y hombres, las tecnologías avanzaban y el uso de materiales también, Reebok no se iba a quedar atrás. Darle paso a algo ligero como el nylon hizo que este lanzamiento de 1991 fuera la respuesta a un ícono cultural, un símbolo que ahora estaba disponible en ultra-ligero, que en ese entonces era lo que mandaba.

reebok classic nylon

Evidentemente el éxito fue mayúsculo, aunque la selección de colores algo acotada. Siendo el 2019, puede que estos materiales como el nylon, donde hoy se usa tejido, la suela de goma EVA, que en su momento fue el avance tecnológico más importante que existió y revolucionó el mercado para siempre, ahora no sea lo más tope de linea, pero sorprendentemente el diseño, sus trazos en cuero y su capellada ergonómica se han mantenido a través de las décadas.

reebok classic nylon

Reebok fue al laboratorio de pigmentos de Harvard y desarrolló nuevas opciones muy atractivas, respetando la esencia, sensación y materialidad de este ícono. Tenemos nuevas opciones de color, como este verde azulado, medio esmeralda en tonos minerales, pero es el mismo clásico que tantos amaron y que hoy puedes comprar a un precio justo.

Hagamos énfasis en la ciencia del color tras este logro, que no es menor, porque hoy en día que un tono sea tan parejo a través de materiales tan distintos como el cuero, el nylon, la tela y la gamuza es algo de lo que no todas las marcas pueden presumir.

Otra generación puede disfrutar este ícono y combinarlo como quieran, es una de las convergencias de moda, tecnología y conservación más latente que tenemos hoy en día y quizás otras marcas, de otros mercados, podrían aprender de la cultura del sneaker retro.

Estos son los mejores parlantes bluetooth que puedes conseguir bajo los CLP $100.000

Es un hecho, hoy en día y a pesar de que la tecnología avanza rápidamente, los parlantes cableados y con música reproducida en formatos como el vinilo o el FLAC no tienen competencia, pero hay gente que no busca ese nivel, si no que requieren algo práctico, portátil, inalámbrico y que el precio no sea un robo.

Es ahí donde hicimos el ejercicio de buscar los dos mejores parlantes Bluetooth para dos situaciones en particular, donde probablemente estemos usando Spotify o algo similar.

Para el asado con amigos

La primera es encontrar uno que sea a prueba de todo, como golpes y agua (y con agua nos referimos a que alguien derrame un vaso encima o se caiga a la piscina), que suene muy fuerte, que la batería dure mucho y además que suene bien.

Para eso tenemos el LG PK3, que se puede encontrar en diversas tiendas del retail por menos de cincuenta mil pesos. Suena a mucho ¿no? pero no es así. Habiendo probado una infinidad de parlantes chinos que claman estar en la misma gama y tienen la mitad del precio… bueno, tienen la mitad del buen sonido.

Este pequeño campeón es capaz de llenar una sala con facilidad o de incluso sobreponerse a una conversación al aire libre, todo sin distorsionar ni “chicharrear” tanto como podríamos pensar por su porte. Además, si gustas de música con bajos más marcados, hay un botón dedicado para acentuarlos, lo que se agradece ya que en la configuración “normal” suena más neutro.

Si a eso le sumamos que tiene la configuración de audio Meridian y que soporta Qualcomm apt-X, estamos frente al mejor precio/calidad a nuestro gusto, incluso por encima del popular Flip 4 de JBL, que se lleva una mención honrosa pero no alcanza a estar a este nivel a nuestro gusto, más que nada por un tema de sobreprecio en nuestra región.

Para la casa

Ya en la tranquilidad del hogar, donde no necesitamos algo a prueba de golpes y agua, sino que sea estéticamente agradable y que tenga un rango de audio mucho más amplio, elegimos el parlante Harman/Kardon Onyx 4.

Sí, existe una nueva versión, pero a mi gusto perdió mucho en el apartado del diseño y no tiene suficientes cosas nuevas como para justificar su precio más elevado. Ojo, esto no significa que sea malo, pero el 4 es demasiado bonito.

onyx 4

Fotos: JimsReviewsRoom

Aquí nos enfrentamos a algo un poco más grande pero que se puede mimetizar fácilmente con la decoración, que puede ir enchufado o libre, pero en esta última opción limita su potencia.

Suena realmente fuerte, pero cómo explicarlo, no es como si el sonido saliera de él. Simplemente llena la habitación donde está ubicado. Si lo tienes a bajo volumen su tratamiento de sonido es tan fantástico que lo escuchas al mismo volumen aunque estés al lado o a unos metros.

Tiene un sonido con una receta particular de Harman/Kardon, que tiende a dejar un poco de lado las frecuencias medias en pos de los bajos (muy claros, por cierto) y los altos bien marcados, aunque para la mayoría de las personas sonará simplemente espectacular.

5h56j546j

No está conectado a internet, pero no me limita a un ecosistema y por su precio, actualmente es el mejor parlante en relación precio/calidad para la casa y situaciones más formales. Por cierto, es uno de los mejores parlantes para reuniones que se puede tener, con un micrófono particularmente bueno.

En la tienda de Entel lo tienen a CLP $99.480 y a veces sacan promociones donde es aún más barato. Totalmente recomendado.

Mis razones para elegir el MacBook Air 2018 por encima de cualquier otro computador

Cuando se presentó el MacBook Air 2018 voló un poco debajo del radar por culpa de los nuevos iPad Pro y del nuevo Mac Mini, pero con el paso de los meses demostró ser mi mejor máquina de trabajo y entretenimiento.

Cuando pensaba que el último iPad Pro me iba hacer dejar el laptop de una vez por todas (algo que pienso que debe pasar más tarde que temprano), poco a poco me fui encontrando con algunas piedras de tope en iOS que no me permitieron tener a ese dispositivo como la herramienta definitiva.

Macbook air 2018

Eso es algo que de seguro se arreglará en iOS 13 (eso esperamos), pero por ahora la mejor opción fue el MacBook Air 2018.

Lo primero que me llamó la atención es su peso, con solo 1,25 kilos se me hizo exacto para transportar sin problemas en la mochila o bolso, además de sentirse muy bien construido, extremadamente premium.

Probé otros ultrabooks muy ligeros y con los mejores procesadores y tarjetas que puede llevar un equipo de estas características, por lo delgado, pero la experiencia siempre terminó llevándome hace MacOS porque es un sistema operativo muy bien optimizado y que me funciona mil veces mejor que Windows. Eso no deja de ser interesante, porque se habla mucho sobre que el hardware al interior del MacBook Pro es inferior, y puede que lo sea en papel, pero al momento de usarlo para escribir, trabajar, ver contenido multimedia y más, se fuma al resto en velocidad y manejo de recursos.

Macbook air 2018

Ahora, si lo que querías era editar video en 4K o jugar, esta no es una opción, para eso están los Pro. Honestamente no me molesta. Hay un compromiso, sí, pero me quedo con MacOS cualquier día y sus comandos, atajos, velocidad y actualizaciones menos invasivas.

El MacBook Pro 2018 además, siendo escribir lo que más hago, me da ese teclado plano y con poco recorrido al que me acostumbré hace mucho, además de un trackpad con 3D Touch gigantesco y los mejores parlantes que he probado en un ultrabook.

Hay muchos que jamás entenderán cómo hay gente capaz de elegir un MacBook por encima de un PC, y está bien, pero el precio ya no es argumento. Los dos equipos que probé en esta gama cuestan más y ni hablemos del precio de reventa en el futuro. La devaluación de un MacBook es mucho menor en precio y rendimiento.

Macbook air 2018

No todos los entenderán y para otros será una herejía, pero no importa, el MacBook Air 2018 es hoy en día, para la mayoría de las personas que lo utilicen, una mejor máquina a la larga que cualquier otra opción en el mercado en ese rango de precio.

La madurez de la saga: Review del Samsung Galaxy S10 [FW Labs]

Para los usuarios estadounidenses desde hace muchos años que la serie Galaxy es el sinónimo de lo mejor que puedes conseguir que no sea un iPhone. Nosotros como “resto del mundo” tenemos acceso libre a otros equipos por lo que muchas de las novedades del S10 y S10+ no se ven tan disruptoras.

Samsung Galaxy S10

Aún así, no es una coincidencia que Samsung sea la marca que más móviles vende en el mundo y la importancia de este terminal, que marca el décimo aniversario de la serie Galaxy S es un hito importantísimo en el mundo móvil y marca el camino de muchos otros fabricantes sobre lo que debe ser un celular premium. Estas son sus especificaciones técnicas:

  • Pantalla de 6.1 pulgadas en el normal y de 6.4 pulgadas en el Plus, ambos Super AMOLED.
  • Procesador Exynos 9820 o Qualcomm Snapdragon 855 (Exynos para nuestra region)
  • 6 GB de RAM
  • 128 GB de almacenamiento ampliable vía microSD (hay un modelo con 512 GB de almacenamiento)
  • Cámara de 12 + 12 megapixeles, normal y telefoto, además de un gran angular de 16 megapixeles
  • Cámara frontal de 10 megapixeles. En el modelo Plus es doble, siendo las segunda un sensor de profundidad
  • 3400 mAh de batería en el normal y 4100 mAh en el Plus

Diseño

El equipo se presenta con un gran cambio en su pantalla, el agujero. Esta opción en la esquina derecha alta es la respuesta de Samsung a la muesca o notch que tantos otros fabricantes han utilizado. En un principio y tal como dije en mis primeras impresiones, sí se nota y al final del día pasa lo mismo que con el notch, se te olvida. El tema es que Samsung lo trata de vender como una pantalla completa ininterrumpida y eso no es así, aquí hay una intromisión lateral y con otra estética, pero en esencia es lo mismo. Lo bueno, insisto, es que se olvida y al final es para mejor, al menos hasta que descubran la forma de meter las cámaras frontales debajo de la pantalla.

Samsung Galaxy S10

Sobre esta última, hay que decir que es por paliza la mejor pantalla que ha existido en la historia de un celular. El brillo, el contraste, la precisión de color, el nivel de negros y todo roza la perfección. Si pensabas que el Note 9 era una locura o que el iPhone XS Max tenía algo impresionante, por favor agarra uno de estos en persona y déjate llevar. Es un logro por parte de Samsung que merece todos los reconocimientos posibles.

Samsung Galaxy S10

En lo que respecta al cuerpo del equipo, aún tenemos el botón de Bixby, que desde su nacimiento he encontrado innecesario y molesto, pero al menos aquí al fin se da la opción de usarlo con alguna otra aplicación ¿Lo malo? No te deja asignarlo a otro asistente de voz como Google Assistant, que es mucho mejor, pero al menos es algo, un paso.

Samsung Galaxy S10

El posterior tiene un acabado exquisito, el peso del celular es súper equilibrado y se siente como una pieza de joyería que te entrega algo acorde a lo que estás pagando. Lo que sí, en mi caso aún tengo muchos toques accidentales por los bordes de la pantalla. Igual es algo que se arregla inmediatamente con una carcasa y sí, no pensaría utilizarlo sin una de todas formas. Es muy resbaloso y el vidrio es vidrio, con una caída se va a romper. La misma Samsung ofrece lindas opciones.

Por último, la nueva capa de personalización de Samsung sobre Android, One UI es muchísimo mejor en usabilidad que cualquier versión que haya existido entregada por esta marca. Es más fácil de usar, los colores son de mejor gusto y además por su arquitectura y diseño te permiten usar el equipo de manera más simple con una sola mano, algo esencial en un equipo tan grande ¿Bloatware? opcional, menos mal. Samsung ha madurado y mucho en aspectos de diseño exterior e interior. Además es un tirón de orejas al resto de fabricantes Android que trata de parecerse a iOS. Aquí Samsung corre por sí solo con algo único y lo más importante: funcional, bueno y bonito.

Rendimiento

Tenemos un lector de huellas ultrasónico bajo la pantalla, que es el único método de autentificación biológica en el celular, lo que me parece mal, porque antes al menos estaba el desbloqueo por iris.

Lo que pasa es que a pesar de ser súper rápido y funcionar en una mayor cantidad de situaciones que otros lectores, el no tener algún tipo de pista táctil de dónde está el área de desbloqueo en la pantalla, que por cierto es súper acotada no ha logrado convencerme. Además si antes un lector de huellas te funcionaba 9 de cada 10 veces, aquí siento un promedio de 6 de cada 10 veces, lo que parece poco, pero al ser algo que utilizas todo el día se empieza a notar. La tecnología debe mejorar aquí. Al menos dennos un área mayor.

Samsung Galaxy S10

El procesador Exynos, a pesar de lo que de digan los benchmark, funciona de la misma forma que el Snapdragon en la vida real y sí, es una bestia incontrolable de poder, que acompañado de la suficiente memoria RAM, como es el caso y una optimización de sistema operativo correcto te da una experiencia de uso premium, sin cuelgues, sin sorpresas e inmediato. Capaz de correr todo y nunca calentarse, espectacular.

Samsung Galaxy S10

Donde sí noté algo de temperatura es al usar la carga inalámbrica inversa, algo que en el Huawei Mate 20 Pro me había parecido un buen truco para impresionar amigos y nada más, porque cargar otro celular es algo tan lento que preferiría conseguirle una batería portátil. Ahora, el tema de tener los Galaxy Buds y el hecho de que puedes cargar tu reloj inteligente sí hace mucho sentido, porque lo hace bien. Son baterías pequeñas. Presiento que Huawei tenía algo así en mente y no lo presentaron en su momento, por lo que Samsung se les adelantó y con gloria, generando un ecosistema de aparatos con carga inalámbrica que tiene todo el sentido del mundo.

Fotos

Hace 15 días publicamos nuestra galería de fotos con la triple cámara del equipo y sí, es buenísima, pero no hay demasiada diferencia con lo que se entregaba en calidad y reproducción de color en el Note 9.

El valor agregado aquí es algunos trucos de inteligencia artificial para mejorar las escenas a las que te enfrentas y la adición de un tercer lente gran angular.

Esto último para mí es lo mejor que pudo haber hecho Samsung. Si en algún momento siempre me incliné por tener un LG en el pasado y me impresionó tanto la cámara del Mate 20 Pro de Huawei era por esto, porque tener esta opción me hace querer sacar más fotos y aprovechar esto en el celular.

Ahora, mi opinión personal es que las fotos de día son un poco sobre saturadas en color, pero aún así muy cumplidoras y correctas. De noche siento que ya están al debe, todo por culpa del Pixel 3 y en pequeña parte por Huawei. Es bueno, sí, pero me impresionaría más si el punto de comparación fueran solo los Galaxy pasados, que no es el caso.

Aún así no se confundan, las fotos son de una calidad excepcional y son increíbles para haber sido tomadas por un celular, al igual que el video, que tiene una de las mejores estabilizaciones que hayamos visto jamás.

Samsung Galaxy S10 +

¿Me lo quedo?

Es un equipo que cumple en todas las áreas que se le podría pedir: pantalla, batería (con cerca de 6 horas y media de pantalla encendida en el modelo Plus bajo uso intensivo), diseño, cámaras y extras, como puerto de audífonos (una rareza) y resistencia al agua y al polvo con certificación IP68.

El precio es elevado. No es una sorpresa, es la gama alta premium y claramente estos equipos son un lujo, que para quienes entienden que es algo que utilizamos tanto y todos los días, vale completamente la pena ahorrar e ir por ellos.

Samsung Galaxy S10

Sin duda será un éxito de ventas, siendo quizás su única amenaza su propio teléfono plegable, que es obviamente más novedoso. Aún así, quien quiera una experiencia de lujo, de momento este es el mejor equipo con Android en el mercado.

Su precio y disponibilidad lo puedes encontrar aquí.

¿En qué se diferencia del modelo del año pasado? Review del Huawei P Smart 2019 [FW Labs]

El año pasado cuando revisamos la primera versión de este modelo quedamos impresionados por las prestaciones que ofrecía a un súper buen precio, con algunas evidentes compromisos, pero el panorama ha cambiado y la competencia es feroz en el rango de precio de la gama media baja.

Estos celulares son la base económica de gran parte de los fabricantes, y es que fuera de los círculos de entusiastas de la tecnología, equipos como este son los que te ofrece la operadora y donde el común de los mortales se fija en aspectos quizás un poco diferentes, como el diseño, la batería y si la cámara es buena.

Huawei P smart 2019

Antes de cualquier cosa, vamos con las especificaciones técnicas:

  • Pantalla de 6,21 pulgadas FHD+
  • Procesador Kirin 710
  • 3 GB de RAM
  • 64 GB de almacenamiento ampliable vía microSD
  • Cámara doble de 13+2 megapixeles
  • Cámara frontal de 8 megapixeles
  • Batería de 3400 mAh

Diseño

Sobre el equipo del año pasado, ahora en vez de aluminio tenemos vidrio. Pero pasa algo raro, se siente algo plástico. Quizás es algún tipo de recubrimiento que le da esta sensación, que ojo, no es malo, lo hace sentir bien resistente pero sin duda le quita algo de esa materialidad “premium”.

Es un equipo que se siente resistente y que además, al ofrecerse en un acabado negro que imita a la cerámica y en este tornasol “Twilight” lo hacen ver muy atractivo. Es difícil encontrar un diseño tan curvo, cómodo, elegante incluso y que entrega esa seguridad como la de los equipos de antaño.

Huawei P smart 2019

Este año la pantalla tiene más brillo y mejor reproducción de color. No te creas que te encontrarás con la panacea de los paneles, pero es súper correcta para consumir contenido y navegar. Quizás algo fría, pero se puede regular.

Los que querían una muesca o notch en este rango de precio están de fiesta, por aquí está, pero al ser con diseño de gota no interrumpe mucho la experiencia y la capa de Huawei está bien pensada para desenvolverse alrededor de esta interrupción. Por cierto, tiene desbloqueo facial que funciona súper rápido y un lector de huellas de primera.

Huawei P smart 2019

El parlante inferior no es bueno y no hay vuelta que darle, es lo que es. Cumple y nada más, de todas maneras se agradece el puerto de audífonos, algo que se hace tan infrecuente como el puerto de carga por microUSB que ya el año pasado cuestionábamos por su existencia. El año pasado ya era imperdonable no usar USB-C, ahora es mucho más grave. Muy mal Huawei en esa pasada. Como podrán imaginar y a pesar de que es más rápido paras cargarse que el modelo del año pasado, sigue siendo harto, unas dos horas de 0 a 100.

Rendimiento

El año pasado era un poco triste que el equipo a ratos anduviera a los tirones y este año pasa otra vez, a pesar de que hay un procesador bastante superior. Quizás la capa de personalización de Huawei, EMUI, está pensada para equipos más potentes.

Ahora, es mucho menos que el año pasado y de seguro alguien que viene de la misma gama no sienta grandes diferencias con su equipo actual, hasta quizás lo encuentre rápido, pero el manejo de la memoria RAM y la rapidez no son su fuerte.

Huawei P smart 2019

Sobre la duración de la batería, aquí sí Huawei puede dar cátedra y es que con esos 3400 mAh se puede llegar a las 6 horas de pantalla encendido bajo uso intenso, jugando y sacando fotos, compartiendo internet y más. El tema es que no lo logran de la nada, esto es obra y gracia de EMUI que mata las apps en segundo plano de forma tan eficiente que hasta puede ser molesto a ratos.

No es el mejor teléfono para jugar juegos de alta calidad gráfica. Sí los corre pero de forma muy por abajo de la óptima. Para cosas más casuales les va a andar perfecto.

Fotos

Como ya es costumbre en los equipos de Huawei, ahora tenemos ayuda de la Inteligencia Artificial y hasta un Modo Noche. No se te ocurra que vas a tener los resultados de un P20, por ejemplo, pero sí es bastante superior al equipo del año pasado.

De noche antes sufría mucho y ahora también, pero al menos te puede dar fotos útiles e incluso utilizables para compartir en redes.

De día, el tema del modo retrato ha mejorado muchísimo, pero es que muchísimo, al igual que el macro.

Huawei P Smart 2019

Palabras al cierre

Es de los pocos equipos en este rango de precio que tienen la última versión de Android y un diseño que realmente sobresale, quieras ser llamativo o no.

Todo esto con un precio que llega a los CLP $199.990 en Chile (249 Euros aproximadamente) y de seguro lo puedes encontrar a menos en tu operadora favorita o tienda del retail.

Huawei P smart 2019

Lo único que encuentro imperdonable es tener un maldito puerto microUSB en el 2019, pero bueno, quizás más allá en el mundo real esto no es una preocupación. En todo lo demás anda regular o bien, acorde a su valor. Viene con una carcasa incluida también, buena costumbre por parte de la marca.

Ahora para llevar: Review de New Super Mario Bros. U Deluxe [FW Labs]

Hace varios años, desde que New Super Mario Bros. U salió en la Wii U que quise jugarlo, pero por nunca haber tenido esa consola jamás pude dedicarle más de algunas horas a algo que se veía realmente prometedor.

Ahora en su versión Deluxe al fin llega a la Nintendo Switch y pude terminarlo, recorrer sus mundos, niveles, secretos y nuevas adiciones como Toadette, que reemplazó al Toad azul y da una suerte de modo fácil (por cierto, gracias a que este personaje se convierte en la Princesa Peach al obtener una corona, nacieron los infames memes de “Bowsette”).

Partamos por dejar algo claro: Esta entrega de Mario es en 2D y no trae nada muy nuevo a la mesa. Es la fórmula clásica y repetida que todos conocen. No, no me enoja para nada y sí, se me hizo algo corto.

45yh475j457j

¿Es bueno el juego? Sí, muy bueno. De entrada te atrapa porque tiene esa magia de Nintendo que otros han querido replicar y no les sale. Aún así, siendo un juego del 2012 que ahora es un port que se puede jugar de manera portátil (que no es muy cómodo, prefiera un Pro Controller) siento que algunos juegos de plataforma lo “matan” en calidad y diseño de niveles. Uno de ellos viene desde su misma casa: Donkey Kong Tropical Freeze, que también era un juego de Wii U portado a la Switch.

rh356h

¿Por qué? Simple: diseño de niveles. La parte estética de Mario es insuperable, pero el juego a veces se hace algo simple y sí, puedes tratar de ser más coleccionista y completar el juego al 100%, pero en general los jefes son todos muy parecidos entre sí y no hay desafíos demasiado grandes. Se entiende que esto sea porque es un juego familiar, que de hecho se puede jugar hasta de a 4 personas al mismo tiempo y es muy entretenido y valorable, pero como alguien que disfrutó tanto con Celeste, esta entrega se me hizo un poquito simple.

¿Qué tan lineal es este juego? No lo es completamente, se te dan algunas elecciones de nivel o hasta de mundos, pero nada que te vaya a marear. No es como Super Mario World, que es bastante más completo en ese aspecto. Sobre lo que respecta estrictamente a las etapas, siento que en la gran mayoría puedes correr, saltar y no pensar mucho. No hay mucha necesidad de pararse y pensar en cómo resolver un desafío.

Ahora, no se engañen, volvamos al tema estético y es que ahí de verdad los Rayman y “DK” del mundo, con lo mucho que los quiero no tienen nada que hacer contra lo que es, literalmente, una obra de arte. Miren por ejemplo este nivel que evoca Starry Night de Van Gogh. Es una maravilla, de verdad.

caco gazapo

El juego tiene añadidos interesantes como la inclusión del DLC New Super Luigi U, que es un remix de los niveles del juego con más dificultad y solo 100 segundos para completar cada etapa. Es espectacular y muy frustrante, lo recomiendo al 100%.

Al principio pensaba que este juego no iba a valer su precio, pero darme cuenta de que personajes jugables como Caco Gazapo (Nabbit), que es rápido e invencible, puede ayudar a niños o gente menos familiarizada con el mundo de los videojuegos a acompañarte en esta aventura y pocos saben hacer eso tan bien como Nintendo. Es más, progresando un poco más pueden usar a Toadette y después ya tirarse con un personaje normal como Mario, Luigi o Toad.

caco gazapo

Cerca de 10 horas después, estoy empezando mi segunda partida en el juego, ahora con la intención de ir por más coleccionables y es que siento que tiene bastante “rejugabilidad” y tener la opción de llevarlo a todos lados lo convierte en una alternativa súper correcta a la hora de comprar un juego. Si no lo tuviste en Wii U, como es mi caso, es ideal.

Inspiradas en la NASA: Review de las Adidas Solarboost 2019 [FW Labs]

De un tiempo a esta parte hemos detectado un fuerte vínculo entre varios entusiastas de la tecnología y los sneakers/zapatillas/tenis, como quieras llamarles. La cultura evoluciona y los intereses también. Contactamos a diversas marcas de calzado para que nos facilitaran sus modelos más tech y Adidas nos respondió con las Solarboost 2019.

Estos tenis son una variación de las populares Ultraboost, que debutaron en 2015 y que han sido un estandarte no solo de deportistas, si no que de varios en el mundo del life style, principalmente por su comodidad. Sin ir más lejos, Kanye West utiliza la tecnología Boost en varios de sus apetecidos modelos Yeezy, que gozan de una alta popularidad entre los sneakerhead.

adidas solarboost 2019

¿Qué es lo que hace al Boost algo tan diferente al resto? En GQ hacen un largo reportaje dedicado solo a esta tecnología que a buenas y a primeras puede parecer plumavit poliestireno expandido, pero (en simple) es una espuma compuesta de pellets expandidos por el calor que se sienten simplemente increíble al caminar sobre ellos. Es más, dudo que haya algo más cómodo hoy en día en la industria.

La gracia de esta suela es que “te devuelve la energía”, y no soy ningún atleta, pero a pesar de ser sneakers dirigidos al deporte, el hecho de caminar harto sobre ellas hace notables diferencias, como que puedes llegar más lejos con el mismo esfuerzo, así de simple. A veces se siente demasiado suave y a algunos les podría molestar si quieren trotar largas distancias, pero para cortas, medias y caminata están perfectas. Además hay un soporte lateral en la parte baja de la bota que se extiende hasta la punta de los dedos, que da muchísima estabilidad junto al sistema de torsión en la planta.

adidas solarboost 2019

Particularmente en este modelo Solarboost la inspiración viene de la NASA, según Adidas, ya que cada parte del tenis está pensado para una función en específico, nada es al azar. Ya hablamos del Boost, pero para que tenga agarre tiene una suela hecha del mismo caucho de los neumáticos Continental, por lo que se imaginarán el grip que te dan.

adidas solarboost 2019

Ya en la parte alta tenemos una bota de fibras de precisión en vez del tradicional tejido, que para mi gusto se siente como neopreno. Es algo cálido pero bastante estable. Todo acompañado de una jaula de material más sólido hecho con plástico reciclado de botellas extraídas del océano, todo en conjunto con Parley, cuya iniciativa pueden conocer aquí. Es bastante noble.

adidas solarboost 2019

Por último, la no menos importante parte estética, donde se nos presenta una unidad de silueta conocida, como la icónica Ultraboost pero con un toque más “espacial”, por los elementos añadidos para darle importancia al rendimiento deportivo.

Sin dudas una excelente opción y que está a mejor precio que otras con bota de tejido tradicional ¿Mi mejor escenario con ellas? Un viaje donde se deba caminar mucho. Este es el sneaker ideal para eso.

Se puede encontrar en la página oficial de Adidas, tiendas oficiales y del retail.